Spain / Español

Cómo preparar leche vegetal casera

Leche vegetal casera con el exprimidor de baja velocidad de Panasonic.

¿Quieres preparar tu propia leche vegetal casera?
¿Está cansado de tener que correr al supermercado en el último minuto y leer la lista de todos los aditivos y conservantes presentes entre los ingredientes?
Te presentamos por fin recetas sencillas para elaborar tu propia leche vegetal en casa.

Solo necesitarás dos sencillos ingredientes: agua mineral natural y el ingrediente que aportará textura y sabor a tu leche vegetal casera.

Existen infinitas posibilidades y alternativas en la dieta vegana, entre las que también se incluye la preparación de leche de origen vegetal que además está indicada para personas con intolerancia a la lactosa o que buscan otras opciones a la leche de vaca clásica. No se trata de un producto utilizado exclusivamente por aquellas personas que siguen una dieta sin ingredientes de origen animal, sino de una opción disponible para todo el mundo.

Yo misma dejé de beber y de comer productos lácteos y derivados de la leche hace muchos años por motivos de salud, mucho antes de abrazar el veganismo, y debo admitir que, en mi caso, tomé la decisión correcta. He padecido sinusitis, rinitis y resfriados que duraban incluso meses desde que tengo uso de razón, y el simple hecho de eliminar los productos lácteos y los derivados de la leche ha erradicado los síntomas y ha permitido mi recuperación. ¡No he vuelto a sufrir un resfriado desde entonces! Pero este es mi caso personal, y no quiero con ello dar a entender que pueda aplicarse a todo el mundo, solo hacer ver que a mí me ha funcionado y que ha permitido mi plena recuperación.

En los supermercados, cada vez disponemos de más opciones preenvasadas de productos no lácteos, pero no hay nada mejor que un producto casero sin aditivos, conservantes ni azúcares añadidos. ¡Eso sin mencionar el hecho de que se trata de un producto recién hecho adaptado a nuestro gusto personal!

Dicho esto, empecemos a preparar nuestra leche vegetal casera con el exprimidor de baja velocidad.
He seleccionado cuatro ingredientes básicos sin gluten y con diferentes propiedades para que elijas el que mejor se adapta a tus necesidades alimenticias.

Estas son las cuatro recetas para elaborar tu propia leche vegetal casera con el exprimidor de baja velocidad de Panasonic:

Alguna información adicional sobre las diferentes leches vegetales:

Leche de alforfón (Trigo Sarraceno) tanto crudo como tostado. Se trata de un pseudocereal (es una semilla y no un cereal con propiedades similares a la quinoa), con un alto contenido en proteínas, naturalmente exento de gluten y una fuente de sales minerales y vitaminas B y E. Su textura fresca, cremosa y ligera lo convierte en el complemento perfecto para enriquecer batidos y smoothies, y mojar galletas y granola.

Leche de cáñamo fresca y rápida de preparar porque no requiere estar en remojo. Al tener un alto contenido en proteínas y propiedades antiinflamatorias, además de ser fácil de digerir y rica en grasas saludables y aminoácidos esenciales Omega 3, esta leche vegetal es perfecta para preparar batidos, smoothies, bebidas frías y pudin de chía.

Leche de almendras, la leche vegetal casera más común y posiblemente la más popular. Cremosa, densa y con un delicioso sabor natural a almendras (a diferencia de muchas leches vegetales comerciales que solo contienen aromas naturales y sustancias químicas). Rica en ácidos grasos saludables y con propiedades antioxidantes y un alto poder alcalinizante, la leche de almendras casera es ideal para enriquecer el café en el desayuno y preparar gachas cremosas (utilizando también la pulpa u «okara»), además de todo tipo de dulces, galletas, productos horneados, batidos, smoothies y bebidas frías y calientes.

Leche de avena casera, fácil y rápida de preparar, ya que los copos de avena no requieren estar mucho tiempo en remojo. Rica en fibra y con más proteínas que otros cereales, la avena también es una fuente de antioxidantes y puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en la sangre y controlar las ansias de comer. Gracias a su sabor naturalmente dulce y a su textura cremosa, la leche de avena es perfecta como base para elaborar batidos y smoothies, mojar galletas y granola, y preparar postres. La leche de avena es una excelente alternativa porque es menos calórica que otras leches vegetales como, por ejemplo, la leche de almendras.

Probé la elaboración por primera vez de una leche vegetal casera hace unos años, empujada por la curiosidad y la necesidad de disponer de un producto saludable y de calidad.
Sin embargo, el primer intento acabó siendo un pequeño desastre.
No contaba con una batidora demasiado potente, por lo que el resultado no era nada satisfactorio, y la mayor parte del tiempo llenaba la cocina de salpicaduras de leche esparcidas por todas partes. Tardaba media hora en preparar una leche con un resultado que dejaba bastante que desear y me tiraba otra media limpiando, por lo que decidí que no valía la pena y desistí.

Hace unos meses, armada de esperanza y determinación, decidí volver a intentarlo con el exprimidor de baja velocidad de Panasonic para «extraer la leche» de las almendras y mantener intactas sus propiedades.
El resultado fue fantástico: una leche homogénea, cremosa y sin grumos. En tan solo unos minutos, y sin poner toda la cocina perdida, tenía lista mi leche vegetal recién hecha, sin aditivos ni azúcar añadido.

A diferencia de las batidoras o de los exprimidores convencionales, los exprimidores de baja velocidad, no tienen cuchillas para trocear los ingredientes, sino que actúan como una verdadera prensa que extrae el zumo sin calentarlo y, por lo tanto, no alteran las propiedades nutricionales de la fruta y de las verduras.

Si eres como yo y estás cansado de buscar una leche vegetal en el supermercado que no contenga azúcares, aditivos o conservantes, ¡es el momento de que te pongas a hacerla tú mismo!

¿Necesitas más incentivos para empezar a preparar (o seguir preparando) una leche vegetal casera? Ahorra dinero y controla plenamente el nivel de dulzor, aroma y consistencia de tu leche vegetal, sabiendo, sobre todo, qué ingredientes naturales se han utilizado.

¡Que te diviertas preparando tu leche vegetal!

Compartir

Francesca Bettoni

Francesca Bettoni

Esteticista, preparadora física y experta en nutrición deportiva, Francesca siempre se ha preocupado por la salud y el bienestar. Beauty Food Blog se creó basándose en su amor por la comida y la naturaleza, al igual que la pasión de Francesca por la fotografía y la búsqueda constante del bienestar a través de la nutrición. ¡La comida puede potenciar nuestra belleza y hacernos brillar desde el interior!

Back to top

¿Buscas nuevas ideas?

¡Suscríbete a la newsletter Experience Fresh! Recibirás directamente por email todas nuestras nuevas recetas y trucos de cocina.